Escenas de infarto que empezaron como travesuras

Publicado: 26 agosto, 2010 en Uncategorized
 

Es natural que los niños jueguen, rían y de vez en cuando hagan alguna travesura, como pintar las paredes de casa, decir una mentira o romper algo. Pero hay algunos pequeños que van más allá y son los protagonistas de actos que sorprenden e intrigan. El caso de un niño que robó el carro de su papá para evitar ir a la iglesia es uno de ellos.

El sitio de internet Oddee.com publicó una selección de estos casos. Registrados en imágenes y videos, estos niños se "pasaron de la raya". Junto a ellos, Bart Simpson y Daniel el travieso parecen unos angelitos.

El protagonista del siguiente video se metió dentro de una pista de skate. El problema fue salir de ahí. Después de muchos intentos y una multitud viéndolo intentar su escape, fueron dos personas quienes lograron sacarlo de ahí.

En Yinchang, China, Ming Ming, un niño de seis años, logró salvarse de una muerte segura gracias a sus orejas, que evitaron que se cayera de lo alto de un edificio. El chico tenía la cabeza metida en los barrotes de la ventana de su casa. Una multitud se acercó a ver cómo se balanceaba en las alturas hasta que llegaron los bomberos a salvarlo. La pregunta de muchos es: ¿Cómo hizo para llegar ahí?

En el Condado de Weber, Utah, Estados Unidos, un niño de siete años robó el carro de su padre. Las habilidades automovilísticas de este pequeño sorprendieron a más de uno, pues logró aventajar a la policía y llegar a su casa. Al ser interrogado por su padre, el chico dijo que no quería ir a la iglesia.

Este pequeño se atoró detrás del sofá y explicó a sus padres lo sucedido. Lo sorprendente de este video lo bien articulados que están los argumentos del chico. Finalmente convence a sus papás de sacarlo de apuros sin recibir castigo.

En la edición 35 de la Competencia Anual Nacional de Zapatos Rotos y Apestosos, Trinette Robinson, de 11 años, probó que sus tenis eran los que tenían el peor olor. Se llevó a casa el trofeo del primer lugar y 2 mil 500 dólares. Para hacer constar que el ganador fuera escogido justamente, los organizadores contaron con la participación de dos personas con grandes y serias habilidades para olfatear: George Aldrich, químico especialista de la NASA y Rachel Herz, autora del libro "El perfume del deseo" y profesora de la Universidad de Brown.

Gracias a la tecnología, ahora los niños que deseen fumar a escondidas de sus padres no lo tendrán fácil. Google Street View, una aplicación de Google Maps y Google Earth, que proporciona imágenes a nivel de calle, logró captar a estos pequeños in fraganti.

Y cuando de pedir ayuda se trata, siempre está el número de emergencias. Johnny, un niño de cuatro años, decidió llamar al 911 cuando necesitó ayuda para resolver su tarea de matemáticas. La persona que recibió la llamada sí ayudó al pequeño con su problema.

Christopher Air, de 3 años de edad, quería ganar un osito de peluche de la máquina de arcade. Cuando su mamá, Elaine Air, fue a conseguir monedas para jugar, el pequeño vio la tapa de la máquina y se metió. El problema fue sacarlo de ahí, pues el gerente no encontraba las llaves. Después de 30 minutos de encierro, el chico obtuvo su libertad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s